El Edificio

Inaugurado en 1953, el edificio para la nueva sede del Instituto T茅cnico de la Construcci贸n y el Cemento, hoy Instituto de Ciencias de la Construcci贸n Eduardo Torroja, es un proyecto de los arquitectos Manuel Barbero y Gonzalo Echegaray llevado a cabo con la direcci贸n y supervisi贸n de Eduardo Torroja, ingeniero de caminos y director del Instituto.

Se eligi贸 como enclave de la nueva sede la finca conocida como 鈥淓l Bosque鈥 en Chamart铆n-Costillares que ofrec铆a una situaci贸n privilegiada dentro del incipiente desarrollo urbano de la zona. Las caracter铆sticas del solar, situado entre pinares, de superficie accidentada y con un fuerte desnivel hacia poniente, implicaba una gran complejidad de orden est茅tico y funcional. Este conjunto constituye todo un hito de la arquitectura industrial y de investigaci贸n, tanto en el 谩mbito nacional como en el internacional, y fue un modelo de colaboraci贸n interdisciplinar entre arquitectura e ingenier铆a.

El programa de necesidades supon铆a un escenario complejo. Por la clase de trabajos que se desarrollar铆an en el Instituto, de car谩cter tanto te贸rico como experimental, era necesario plantear diferentes tipos de espacio con caracter铆sticas adecuadas a cada uno de los usos. Adem谩s, el edificio deb铆a ser lo suficientemente vers谩til para incorporar actividades no previstas en el momento, surgidas de los avances propios de la investigaci贸n.

Con estos condicionantes, el proyecto se formaliz贸 en un conjunto de vol煤menes, cada uno de ellos respondiendo a la m谩xima eficiencia funcional, articulados entre s铆 y cuidadosamente adaptados al entorno, delimitando e incorporando el lugar como part铆cipe necesario de la composici贸n.

El conjunto fue concebido bajo un estilo funcional, tal como recoge la memoria del proyecto: 鈥渁mold谩ndose sus diferentes partes lo m谩s posible al terreno y emple谩ndose para su construcci贸n preferentemente elementos de hormig贸n, con gran profusi贸n de piezas prefabricadas de cemento, para lo cual se dispuso la organizaci贸n general de la obra seg煤n un m贸dulo 煤nico de 1,60 m鈥. As铆 mismo, el factor econ贸mico motiv贸 la utilizaci贸n de la repetici贸n modular y la estandarizaci贸n del mayor n煤mero de elementos constructivos, lo que da idea de la modernidad con la que se concibi贸 el proyecto. Aparte de optimizar considerablemente los recursos, mediante los prefabricados se obtuvieron claros recursos compositivos que, como es el caso de los marcos de ventanas y las g谩rgolas, resultan identificativos del edificio.

La configuraci贸n org谩nica del complejo facilita soluciones de un gran valor paisaj铆stico y escult贸rico. Especialmente rese帽ables resultan el comedor circular, el dep贸sito de agua, el silo de carb贸n – dodecaedro, las cubiertas de naves y talleres, las p茅rgolas de las Costillas y Los Sietes.

Merece una atenci贸n especial el mobiliario, tambi茅n dise帽ado por el arquitecto Manuel Barbero, que a煤n desempe帽a en el Instituto su funci贸n original.

Informes de la Construcci贸n 芦Especial centenario Eduardo Torroja禄 – Costillares es as铆

Ver publicaci贸n

Soneto al dodecaedro

A ti, maravillosa disciplina,
media, extrema raz贸n de la hermosura,
que claramente acata la clausura
viva en la malla de tu ley divina.

A ti, c谩rcel feliz de la retina,
谩urea secci贸n, celeste cuadratura,
misteriosa fontana de mesura
que el Universo arm贸nico origina.

A ti, mar de los sue帽os, angulares,
flor de las cinco formas regulares,
dodecaedro azul, arco sonoro.

Luces por alas un comp谩s ardiente
Tu canto es una esfera transparente.
A ti, divina proporci贸n de oro.

Rafael Albert铆